Mariano Aguilera E7-36 y La Pradera. Quito, Ecuador.

Innovando con SAFI nació de la necesidad de informar a nuestros clientes y público en general sobre temas de: Administración, Tecnología, Negocios, Novedades y Entrevistas con el objetivo de mantenerles informados a cualquier hora y desde cualquier lugar.

Hoy hablaremos sobre el trabajo en equipo.

Les invitamos a escucharnos todos los miércoles a las 8 de la mañana en Spotify, IVOOX y otros Podcatchers.

Trabajar en equipo es el esfuerzo integrado de un conjunto de personas para la realización de un proyecto. Hoy en día, es una forma de trabajo eficiente que entrega varios puntos de vista y que sirven para resolver más eficientemente conflictos que surgen en el ámbito económico, político y social.

¿Qué es el trabajo en equipo?

El trabajo en equipo es una capacidad que se desarrolló desde las primeras sociedades donde el hombre se asoció con roles específicos para garantizar su supervivencia, atender sus necesidades y mejorar sus condiciones. Hoy en día, este concepto sigue vigente y en las empresas el trabajo en equipo puede percibirse de mejor manera, pues al cooperar varias personas con diferentes características, habilidades y competencias, deben desarrollar estrategias propias y de grupo para cumplir con los objetivos planteados y el éxito de esta sinergia se ve reflejada en los resultados. Esta forma de trabajar, en la que todos los participantes son responsables de las metas, es la más asertiva para cualquier tipo de organización. Esto no sólo porque es más fácil cumplir con los objetivos; sino también porque es la mejor manera de retener talento y fomentar un clima laboral envidiable.

Importancia del trabajo en equipo

Los equipos de trabajo suelen ser una herramienta versátil y de alto impacto en la solución de problemas, nutriéndose de la diversidad y la sinergia. Por un lado, brinda a sus miembros la experiencia satisfactoria de resolver un problema de manera conjunta. Por otro lado, los grandes problemas suelen ser más simples de resolver cuando se pueden delegar tareas e integrar un equipo.

Diferencias entre equipo y grupo.

Un grupo de trabajo se compone de un determinado número de personas, que por lo general se reportan a un superior común y tienen una interacción cara a cara, que tienen cierto grado de interdependencia en el desempeño de las tareas a fin de alcanzar las metas de la organización.

Un equipo se compone de un número variable de personas con habilidades complementarias, que tienen un compromiso con un propósito común, una serie de metas de desempeño y un enfoque, de todo lo cual son mutuamente responsables. Tienen una identidad definida, y los miembros trabajan juntos de manera coordinada y con apoyo mutuo, son responsables ante los demás y usan habilidades complementarias para cumplir con un propósito común

¿Por qué es mejor trabajar en equipo?

 

  1. Se estimula la creatividad. Un buen equipo puede generar grandes ideas y soluciones creativas.
  2. Aumenta la motivación. En momento de debilidad, el pertenecer a un grupo puede ayudarte a motivarte por llegar a los objetivos. Siempre habrá alguna persona que te anime a seguir adelante.
  3. Se desarrolla la comunicación. El poder compartir diferentes opiniones, ayuda a que la comunicación sea mucho más directa y fluida. Eso mejorará el clima laboral.
  4. Aumenta la eficiencia. Existen diferentes roles y habilidades que se complementan. Además permitirá que se alcancen las metas de manera más rápida. Un buen trabajo en equipo hará que aumente la productividad.
  5. Mejora el sentido de pertenencia. Es importante que una persona se sienta parte de su equipo. Esto disminuirá la rotación de personal y hará que haya más lealtad hacia la empresa.

La dinámica de los equipos.

Para comprender mejor el funcionamiento de los equipos vamos a ver cómo se desarrollan; en general el proceso de desarrollo pasa por cinco etapas.

 

  • Etapa de formación: Esta etapa se caracteriza porque en ella se da la transición de status de individuo a miembro del equipo, se consideran los roles o la influencia de cada uno dentro del equipo y se pone a prueba la capacidad de conducción del líder.
  • Etapa de tormenta. Cuando empieza a surgir el conflicto por desacuerdos entre los miembros del equipo. El trabajo en equipo implica negociar intereses personales, ceder en algunos aspectos y conciliar en otros, se compite por el liderazgo. Salen a flote los desacuerdos sobre los procedimientos y los roles de cada uno de los integrantes. Aún no existe un trabajo de equipo, se privilegia la experiencia individual. El conflicto no es malo por sí mismo, ya que a partir del desacuerdo empiezan a surgir los acuerdos.
  • Etapa de establecimiento de normas. En esta etapa, los miembros empiezan a sentirse parte del equipo con más fuerza que al principio, desarrollándose un sentido de unión. Las normas que se establecen son aquellas relacionadas con la regulación de la conducta de los miembros del equipo, el logro de los objetivos y la resolución de problemas personales.
  • Etapa del desempeño. Ocurre cuando se empiezan a lograr los objetivos propuestos. Ya se han desarrollado relaciones sociales y existe un gran sentido de compromiso hacia el equipo. Los miembros ya han descubierto las fortalezas y debilidades de los otros, el equipo tiene la capacidad para prevenir obstáculo o trabajar a través de ellos, los objetivos se van alcanzando y los integrantes sienten orgullo y satisfacción.
  • Etapa de suspensión. Es la etapa en la que el equipo reconoce que su tiempo como “unidad” ha terminado, festeja sus logros y se disuelve.

Claves de Trabajo en Equipo

No importa el giro ni el tamaño de tu empresa, puedes implementar esta estrategia exitosamente. A continuación, te compartimos algunos consejos importantes.

1. Construye confianza. La confianza es el elemento principal del trabajo en equipo. Impulsa un ambiente donde todos los participantes conozcan las habilidades de los demás, entiendan sus roles y sepan cómo ayudarse mutuamente

2. Establece objetivos comunes. Para que tus empleados trabajen en equipo deben perseguir las mismas metas. Por ello, es importante que comuniques la misión de la empresa de manera uniforme y que definas cómo cada miembro y departamento puede contribuir a cumplirla

3. Crea un sentido de pertenencia. Los seres humanos necesitamos sentirnos parte de algo; por eso, el factor más poderoso en la creación de equipos es el desarrollo de una identidad común. Define qué identifica a tus equipos, fija valores y haz que cada miembro esté consciente de su impacto en el equipo

4. Involucra a tu gente en las decisiones. Nada afecta más un trabajo en equipo que el hecho de que las decisiones sean tomadas por un líder autócrata. Para evitarlo, impulsa la generación de ideas, abre tu mente y motiva a cada empleado a compartir su opinión. Si tienes esta retroalimentación, será más fácil implementar cualquier cambio o estrategia.

5. Haz que haya un entendimiento entre las partes. Es muy fácil criticar o subestimar el trabajo de los demás cuando uno no lo conoce o no lo ha ejecutado. Para crear empatía entre tus trabajadores, realiza ejercicios de rotación entre áreas. Así cada miembro sabrá en qué consiste la labor del otro y cómo puede contribuir a hacerlo mejor.

6. Motiva la responsabilidad y el compromiso mutuo. Cuando una persona es parte de un equipo, sabe que los logros o fracasos son responsabilidad de todos y cada uno de los miembros. No fomentes la mentalidad de “éste no es mi problema”; haz que los problemas y los aciertos sean compartidos

7. Impulsa la comunicación. La única manera de que todos los miembros trabajen como una orquesta es que existan los canales de comunicación adecuados. Los verdaderos equipos se escuchan y retroalimentan. Están dispuestos a cambiar de opinión y a crear estrategias en conjunto.

8. Aprovecha la diversidad. Un equipo de trabajo homogéneo puede operar con eficiencia pero sin mucha innovación. Al momento de crear tus equipos procura que haya personalidades e intereses distintos, pero que se compartan valores y un compromiso con la empresa

9. Celebra los éxitos grupales. Aunque es importante también reconocer el trabajo individual, es clave que las recompensas se den por resultados en equipo. Cuando algo sale bien, reúne a todos los implicados y agradéceles su trabajo. Procura destacar el papel de cada uno, pero celebrar el resultado grupal

10. Sé un líder. Todo equipo de trabajo necesita un líder que guíe y reúna los esfuerzos individuales. No te “laves las manos” y sé parte del equipo. Como líder tendrás que llegar a consensos y tomar decisiones, con base en las ideas y opiniones de tu equipo.

Ventajas de trabajar en equipo

Todas las dinámicas de grupo tienen sus ventajas y desventajas. De manera general, podemos decir que promueve la creatividad, motiva naturalmente, descentraliza las funciones entre los miembros del equipo, intercambia libremente experiencias y conocimientos y optimiza el tiempo y el conocimiento de cada uno de los integrantes.

1. Aumenta la productividad y la comunicación en la empresa. Trabajar a favor de un objetivo común conlleva una comunicación fluida y constante con la que compartir ideas y opiniones, así como para resolver problemas o conflictos. Además, es inevitable que la energía positiva se contagie y que la motivación crezca, pues la colaboración con otras personas aporta bienestar y la satisfacción de trabajar hacia un mismo destino. Todo ello, implica una mejora del rendimiento y, por tanto, un aumento de la productividad.

2. Se reparten las tareas y la carga de trabajo. Una excesiva carga de trabajo puede hacernos caer en un estrés que no nos permitirá realizar bien nuestro trabajo. Tener la sensación de no llegar a todo, o encargarnos de tareas que no se nos da tan bien, no nos permite focalizarnos en el objetivo. Sin embargo, compartir las preocupaciones, dividir el trabajo e ir logrando los objetivos uno tras otro nos permite trabajar con más ligereza, desglosar las tareas y enfocarnos en la actividad a llevar a cabo.

3. Mejora las capacidades individuales de los integrantes. Una buena coordinación con el resto del equipo en la que se tienen en cuenta las fortalezas de cada uno de los miembros permite que cada persona aporte lo mejor de sí misma. De esta manera, un buen equipo trabaja en común por un objetivo y nutriéndose de lo mejor de cada integrante. Además, posibilita un aprendizaje mutuo y una motivación compartida.

Desventajas del trabajo en equipo

De igual manera, existen las desventajas de trabajar en equipo como son: la distracción entre los miembros del equipo, conflictos entre miembros, personalidades difíciles o la distribución injusta de tareas.

Sin embargo, trabajar en equipo puede traer una serie de desventajas, pues esas características positivas de compartir tareas y objetivos con otras personas pueden convertirse en negativas:

1. No todas las personas son capaces de trabajar en equipo. Un equipo trabaja bien cuando todos sus miembros lo hacen en común, valorando cada opinión y sin intención de llevar siempre la razón. Sin embargo, hay personas cuyo (mal) liderazgo o egocentrismo no les permite escuchar a los demás o dejar de imponer su criterio. En estos casos, cuando alguien no es capaz de trabajar en equipo, el conflicto está servido y entonces es difícil que el grupo produzca y trabaje bien.

2. Falta de organización y discusiones. El reparto de tareas según las aptitudes de los integrantes del grupo puede fomentar una buena fluidez del trabajo, pero ¿y si unos trabajan más que otros?, ¿y si la división no es equitativa?, ¿y si uno se queda siempre con la tarea menos pesada? Esto puede dar lugar a discusiones o, lo que es peor, a una falta de comunicación. Entonces, trabajar en equipo no resultará liviano ni se fundamentará en un reparto equitativo de la carga.

3. Se pierde la individualidad. La otra cara de la moneda en cuanto al desarrollo de las aptitudes personales es que puede perderse esa individualidad y esencia únicas. Sobre todo, si se trabaja con líderes que no permiten una libertad creativa y personal, se puede caer en una pérdida de la personalidad frente a lo que el grupo establezca.

 

Muchas de las ofertas de empleo tienen como requisito saber trabajar en equipo o haberlo hecho anteriormente. La importancia radica en que, de esta manera, se trabaja en la consecución de objetivos comunes, además de que mejora la comunicación entre los compañeros. De hecho, un exceso de individualismo dificulta establecer una red de compromiso que permite el buen funcionamiento de la empresa.

Lo importante de trabajar en equipo es que todos los integrantes sean responsables del proyecto. Que exista un buen nivel de coordinación, armonía, solidaridad, comprensión y buenas relaciones entre los miembros.

 

Puntos importantes a Tomar en Cuenta

 

Trabajan en equipo si…

– Toman decisiones grupales. Aunque en un principio no todos estén de acuerdo, tienen la habilidad para llegar a un consenso e idear formas de que se suban al barco.
– Sostienen reuniones productivas. Después de cada junta, los asistentes saben bien qué pasos seguir y sienten que su presencia fue esencial. Durante las reuniones se generan nuevas ideas y estrategias para crecer la empresa.
– Se fomenta la creatividad y la innovación. Cuando todos los miembros saben qué hacer y conocen su impacto en la empresa, se producen nuevas ideas e innovaciones que permiten el crecimiento.
– Se escuchan. Todos están en la misma página y cuando surge un problema están dispuestos a apoyar. Además, escuchan activamente las opiniones de los demás y ayudan a ofrecer soluciones.

No trabajan en equipo si…

– Tú tomas todas las decisiones.
– Cada área se preocupa por sus propias metas y culpan a los demás de no alcanzarlas.
– No se conocen o comunican continuamente entre ellos.
– Existe una competencia (no “sana”) entre áreas o individuos.
– No confían en los demás miembros o existe una falta de respeto hacia su trabajo.
– Hablas como “yo” y no como “nosotros”.

 

Trabajo en Equipo en SAFI ERP

 

Como hemos comentado anteriormente, el trabajo en equipo es una herramienta que permite mejorar la productividad de la empresa y motiva a los empleados a dar lo mejor de sí en su trabajo.

 

En SAFI ERP motivamos a trabajar en equipo tanto dentro de nuestra organización como de las Organizaciones que forman parte de la comunidad que utiliza nuestros productos y servicios.  Dentro de los equipos que tenemos en SAFI siempre trabajamos en equipo para resolver problemas y desarrollar nuevos productos y servicios.

 

Los equipos que tenemos son:

  • Equipo de marketing que se encarga de promocionar los productos y servicios, manejo de redes sociales, página web y buscar maneras de fidelizar a nuestros clientes.
  • Equipo de ventas que se encarga de vender los productos y comunicarse con los clientes para ofrecer nuestros servicios, 
  • Equipo contact center que se encarga de atender a los clientes en requerimientos, soporte y dudas que tengan.
  • Equipo de administración que se encarga de manejar los procesos de administración de la empresa.
  • Equipo de Soporte Técnico que se encarga de realizar actualizaciones, soporte e integraciones de nuestros productos.
  • Equipo de desarrollo de tecnología que se encarga de realizar el diseño y desarrollo de nuevos productos y funcionalidades adicionales.
  • Equipo de Innovando con SAFI, que se encarga de investigar y desarrollar contenido de calidad para nuestros oyentes y espectadores.

Los líderes, por lo general, no hacen las cosas por sí mismos, sino que las hacen a través de la gente. Por eso, entender las motivaciones de la gente que trabaja con ellos es una competencia clave para ser un líder efectivo. Si comprendemos los factores de motivación resulta más fácil generar un ambiente de trabajo donde florezca la automotivación. No hay una receta única de cómo lograr este ambiente, sino que se logra reforzando los distintos factores de motivación de los individuos. Si no comprendemos esto solo podremos realizar acciones que sean neutras o contraproducentes.

 

Aunque los dirigentes de negocios llevan años hablando de la importancia del trabajo en equipo, hay muchas organizaciones que solo recientemente han facultado a sus equipos para tomar decisiones independientemente de la gerencia. Hoy se espera que los equipos decidan qué hacer y luego encuentren la manera de hacerlo. Los empleados que participan en equipos se motivan por la experiencia de trabajar con sus compañeros en la búsqueda de maneras de mejorar sistemas y procesos de la empresa y resolver problemas. Si el equipo logra alcanzar sus metas, la experiencia suele ser muy satisfactoria, y genera una fuerte identificación con el equipo y orgullo por sus logros.

 

Les invitamos a que nos dejen sus comentarios y sugerencias de qué temas les gustaría que tratemos en los siguientes podcasts.

Nos vemos el próximo miércoles con más de Innovando con SAFI

Un Abrazo,

Carolina y Claudia

Por la Emergencia de Covid-19, nos encontramos atendiendo al público mediante este CHAT de la página web, email (info@safi.com.ec) y nuestras redes sociales (Facebook, Twitter, LinkedIn) búscanos como SAFI ERP.